lunes, 9 de abril de 2018

PANNA COTTA DE VIOLETAS

"Panna cotta de violetas"

Hoy traigo una recetilla dulce, una Panna cotta de violetas que además de rica queda muy vistosa y muy colorida. Es muy fácil de preparar y seguro que todos los que la prueben van a quedar encantados.

¿Nos ponemos en faena?

Panna cotta de violetas


Ingredientes para 6 unidades:


- Para la panna cotta:
  • 200 ml de nata para montar
  • 250 ml de leche
  • 60 caramelos violetas*
  • 4 hojas de gelatina neutra
- Para la salsa de violetas:
  • 120 gr de caramelos violetas*
  • 1 vasito de los de vino de agua

"Panna cotta de violetas"


Preparación:

  • Para preparar la panna cotta, primero vamos a hidratar las hojas de gelatina poniéndolas en un bol cubiertas de agua fría.
  • Mientras, en un cazo ponemos la nata, la leche y los 60 caramelos; llevamos el cazo al fuego y lo tenemos ahí, removiendo continuamente, hasta que los caramelos se derritan.
  • Lo retiramos del fuego y añadimos la gelatina bien escurrida; removemos todo junto hasta que la gelatina esté bien integrada.
  • Repartimos la mezcla en moldes para flan, dejamos enfriar un poco y luego llevamos a la nevera un mínimo de 4 horas.
  • Para hacer la salsa de violetas ponemos los caramelos junto con el agua en un cazo y lo llevamos a fuego medio, sin parar de mover hasta que los caramelos se disuelvan del todo.
  • A la hora de servir las desmoldamos pasando un cuchillo por todo el borde,  regamos con la salsa por encima y adornamos con unos caramelos.

"Panna cotta de violetas"


Te cuento:

La Panna cotta es un postre típico de la región italiana del Piamonte, el nombre significa nata cocida y recuerda al flan pero su textura es mas parecida a la de la gelatina; tradicionalmente no se usaba la gelatina, se cuajaba con huevos, el uso de la gelatina ha sido posterior (Wikipedia)

Cuando vi la Panna cotta de caramelos de café con leche en el blog Julia y sus recetas me acordé de los caramelos violetas que sobraron de la boda de mi hijo Pablo y me puse rápidamente con la receta; el resultado ha sido un postre delicioso y espectacular.

*Tengo que decir que hay mucha diferencia entre las violetas originales y otros caramelos similares que no tienen nada que ver ni en sabor ni en su conservación: las violetas típicas de Madrid, no se humedecen ni apelmazan, se conservan tal cual durante mucho tiempo y su sabor es delicado y nada empalagoso (es mi opinión, los caramelos los pagué a precio de venta al público, jejeje).

En casa somos mas de salado pero de vez en cuando un postre dulce como la Panna cotta de violetas o la Cuajada de chocolate con coulis de frambuesa también son bien acogidos. ¡Vamos, que a nadie le amarga un dulce!

¿Te ha gustado esta receta? Si es así no te olvides compartirla en tus redes sociales y cualquier duda, ya sabes, dímelo en los comentarios y te contesto lo antes posible.

¡Nos vemos pronto con una nueva recetilla! 😘

                                                        Paquita

7 comentarios:

  1. Que bueno .........y super vistosa¡¡
    besitos¡¡

    ResponderEliminar
  2. Pues tengo que probarla tambien porque se ve deliciosa!! Gracias por la mención!! Bs.

    ResponderEliminar
  3. Paquita te ha quedado un postre precioso. Hace años que no como las auténticas violetas, una de mis hermanas vivió en Madrid muchos años, y nos las traía a las pequeñas, y me encantaba ese saborcito tan peculiar que como bien dices no se parecen a las que venden por aquí.
    Ya me gustaría a mi pillar una cajita solo por el placer de recordar aquellos maravillosos años, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Nunca hice nada con estos caramelos Paqui, hasta vi tartas, como te digo no he probado, viendo estas panna cottas babeo, te han quedado preciosas y con un sabor delicioso seguro...Bess

    ResponderEliminar
  5. Paquita, hace mucho que no como estos caramelos tan ricos, aunque para rica imagino que tu panna cotta, es muy original, y visualmente muy atractiva

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  6. La panna cotta es un postre muy delicado pero tu lo has llevado a otro nivel todavía mayor con esos caramelos. Ese color queda divino, de verdad que es una preciosidad de postre sin dejar de ser sencillo que es lo que me gusta.
    Besitos

    ResponderEliminar

¡¡¡ Muchas gracias por vuestros comentarios !!!
Intento comentaros a todos pero, si no tengo tiempo, al menos os leo.

Por falta de tiempo, este blog no participa en cadenas de premios. De todas formas, gracias por pensar en mí.